domingo, 8 de noviembre de 2015

Sueño Guajiro: ¿Diputados Austeros?

Los integrantes de la 59 Lgislatura quieren hacer historia.
El primer Plan de Austeridad para el Poder Legislativo del Estado de México que se pondrá en marcha el año próximo, impondrá a sus 75 integrantes una renuncia de facto a los privilegios y “apoyos legislativos” adicionales y en ocasiones extralegales, que tradicionalmente reciben, en un intento por cambiar la mala reputación de los diputados, para pasar de un esquema de “legisladores de lujo” a otro de “legisladores austeros”.

El objetivo no es solo generar economías presupuestales, que de acuerdo a fuentes internas de la Legislatura podrían fluctuar entre un 4 y 7% de las partidas, sino cambiar la “percepción ciudadana” sobre el desempeño de quienes hacen y reforman leyes en la entidad, ya que se encuentran entre las autoridades “peor calificadas” del país, coincidieron diputados del PRD, PAN y el PT, al advertir que esta “mala imagen” se pretende revertir totalmente.

Los alcances del Plan de Austeridad anunciado por el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juvenal Cruz Roa están en proceso de integración, pero es un hecho que el “tijerazo” apuntará a los gastos “dispendiosos” de los diputados, indicó el coordinador del PRD, Juan Zepeda, quien al mismo tiempo, anticipó que no habrá más despido de trabajadores, pues “no venimos a correr gente”, remató por su cuenta Sergio Mendiola coordinador del PAN, por lo que esta podría ser el primer “Congreso Austero” en la historia estatal, coincidieron ambos.

DIPUTADOS CON PRIVILEGIOS

La 58 Legislatura que recién concluyo y que encabezó el priísta Arón Urbina Bedolla, fue una las más derrochadoras, los diputados recibieron camionetas de lujo; 10 mil pesos de apoyo mensual para telefonía celular; 15 mil adicionales para apoyo en oficinas distritales; 10 mil pesos por presidir comisiones o comités (por sesión); vales de gasolina; seguro de vida, seguro de gastos médicos mayores; comedor para personal de su confianza; acceso a una cantidad libre de asesores y otros apoyos “extraoficiales” que se registraron bajo la partida genérica de “apoyo legislativo”. Algunos otros tuvieron chofer incluso.

Adicionalmente se les entregaba un bono bimestral de alrededor de 100 mil pesos mensuales y tuvieron una caja de ahorro en la cual el Congreso Local les entregó al final de su gestión, una cantidad similar, lo que les permitió irse a cada uno con casi un millón de pesos en la bolsa. Todo ello al margen de sus dietas de 108 mil 937 pesos mensuales (con impuestos).

Por si todo fuera poco, los diputado operaron libremente (como en las anteriores legislaturas), el Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC), a razón de 187 millones 500 mil pesos anuales y realizaron “turismo legislativo” con 22 viajes, algunos al extranjero y todos con cargo al erario público.

Estos “privilegios” convirtieron a los legisladores mexiquenses en algunos de los diputados locales “más caros del país”, después quizás de los asambleístas del Distrito Federal, ya que cada uno representó un costo anual para los ciudadanos de 20 millones 466 mil pesos, contra los 30.4 millones de pesos, que representaron cada uno de los 66 asambleístas de la Ciudad de México. En Nuevo León, por ejemplo, con 42 diputados y un presupuesto anual de 320 millones de pesos para el Congreso Local, el costo de cada legislador leones es de 7 millones 619 mil 41 pesos y en Jalisco, de 18 millones 104 mil pesos.

Sin embargo tan solo en el último año los gastos de la Legislatura crecieron en casi 100 millones de pesos, no obstante el despido de mil 300 trabajadores entre 2013 y el primer semestre del 2015, cuya baja tenía el propósito de generar economías, no obstante estos supuestos ahorros jamás se conocieron y Arón Urbina se negó a revelarlos antes de irse.

De acuerdo al informe de la Cuenta Pública correspondiente al 2014, el Poder Legislativo gastó en 2012, un total 958 millones 244.6 mil pesos en servicios personales, pero para el 2014 el gasto en este concepto se disparó a mil 48 millones 138 mil 500 pesos.

Con todo ello, la 58 Legislatura Local se caracterizó por ser una de las más onerosas ya que en tres años administró 4 mil 526 millones 900 mil pesos, de los cuales entre el 67 y 70% se destinó a la nómina. Los resultados de esta inversión se traducen en la aprobación de 987 iniciativas, 43 nuevas leyes y un código estatal.

Se podría decir que cada iniciativa aprobada por los congresistas mexiquenses tuvo un costo de 4 millones 586 mil 565 pesos, con el registro de 163 sesiones plenarias, 50 de la Diputación Permanente, nueve Períodos Ordinarios y 14 Extraordinarios. 

CAMBIO DEMODELO: DE LUJOSO A USTERO

Coordinadores de bancada analizan primer Plan de Austeridad
Juvenal Cruz Roa, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, anticipó que el acuerdo para el Plan de Austeridad ya está, pero para precisarlo se requería conocer el monto presupuestal del que dispondrá la Cámara de Diputados el año entrante, el cual será (de acuerdo al Paquete Fiscal presentado el pasado viernes) de mil 581 millones de pesos, 46 millones de pesos más que en 2015, cuyo presupuesto fue de mil 535 millones 195 mil 543 pesos.

Pero cambiar del modelo de “diputado de lujo a diputado austero” no se trata solo de dineros, pues de acuerdo a los coordinadores del PRD Juan Zepeda y Sergio Mendiola del PAN, se debe terminar con los excesos que marcaron el trabajo legislativo durante los últimos años y revertir totalmente la imagen de “privilegio” de los legisladores.

Carlos Sánchez, del PT, aseguró que para responder a este reto, los legisladores tendrán que “renunciar a prebendas” que mercantilizaron su labor por años y que “los ciudadanos observen a los diputados ya no con excesos” y que estos no traigan arrastrando “bolsas chicas” al lado.

Se trata del primer programa de ahorro que implementa el Poder Legislativo en su historia, con economías que se basarán en la cancelación de gastos suntuosos como eventos “faraónicos” en los distritos, señaló el líder petista; reducción en un 90% en gastos de oficina (principalmente papelería); limite en el número de asesores (tentativamente a no más de tres por legislador); cancelación de bufets especiales para reuniones de comités, reuniones de acuerdo y cada jueves para las sesiones (ahora pretenden banquetes moderados o lights).

También se ha pugnado, en las negociaciones del Plan de Austeridad, por la cancelación de viajes al extranjero y de “turismo legislativo” (aunque seis diputados acaban de irse a un viaje a Puebla y el Congreso les pago la gasolina y el hotel); y limitaciones para el acceso de personal de confianza al área de comedor entre otros recortes.

La continuación del Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC), también se está analizando, pues para algunos diputados como Javier Salinas del PRD y Carlos Sánchez del PT, este solo ha servido como una "medida de control político" ejercido desde la Secretaría de Finanzas por parte del gobierno estatal. Es probable que se limite, cancele o reglamente, aunque no es seguro.

Tampoco se les comprarán camionetas nuevas, sin embargo ya comenzaron a utilizar las que les dejaron sus antecesores; mientras que por cada persona que “metan” al comedor del Congreso, los diputados deberán pagar 45 pesos.

Por su parte Sergio Mendiola, del PAN, anticipó la cancelación de salones para la realización de “banquetes” o eventos, ahora para eso se usarán las instalaciones del Instituto de Estudios Legislativos (INESLE). Advirtió que los diputados “solo deben cobrar su sueldo”, punto.

No se prevén inversiones en nuevo mobiliario (la mayoría ha mandado pedir muebles de anteriores legislaturas que se encontraban en bodega), ni tampoco para remodelar oficinas.

MEJORANDO LA IMAGEN

Los legisladores mexiquenses quieren darle vuelta a la página, aunque ya se les adelantaron los seis nuevos diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quienes desde su llegada al Congreso el pasado 5 de septiembre, renunciaron al seguro de gastos médicos mayores y a los seguros de vida, además de que solo cobran el 50% de su dieta y el resto lo entregan al Fondo Nacional para la Educación Superior, que puso en marcha ese instituto político en todo el país.

El diputado Vladimir Hernández Villegas, informó que desde su llegada al Congreso, los diputados locales de Morena han dejado de percibir alrededor de 180 mil pesos en su conjunto y que “no les duele”, pues son “simples representantes populares”.

Ahora lo que buscan es que el recurso al que renunciaron para los seguros de gastos médicos mayores y seguros de vida, “no queden volando”, sino que se rescaten y redireccionen al citado fondo.

Además de ello, dijo, no reciben un peso adicional No han captado vales de gasolina, ni tampoco pago de telefonía, menos aún bonos adicionales que asegura “están tratando de descifrar” para que puedan regresarlos, renunciar a ellos, o redireccionarlos a otros beneficios para la población. Para ello enviaron un oficio a la dirección de administración para que les aclaren que “otros apoyos recibían sus antecesores”, hasta el momento no han respondido.

Por su parte el PAN está decidido a mejorar la puntualidad como una forma más de la transparencia. Se acabaron programaciones de sesiones parlamentarias para las 14:00 horas que comenzaban a las 18:00 horas, típico de la 58 Legislatura. “La una es a la una, las dos a las dos, punto”, señala Sergio Mendiola, promotor, junto con el PRI, de multar con mil pesos a los coordinadores que llegan tarde a las sesiones de la Junta de Coordinación Política, Hasta ahorita ya todos han sido multados, excepto el coordinador de Nueva Alianza, Aquiles Cortes.

CALIFICACIÓN: REPOBATORIA

La encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (Encig) 2013 y 2014, realizada por el INEGI, ubicó a los diputados en una de las peores posiciones respecto a “percepción sobre la frecuencia de corrupción en diversos sectores”, ubicándolos en el quinto lugar, después de los policías, los partidos políticos (lo cual los colocaría en segundo sitio); el Ministerio Público y los gobiernos estatales.

Con un puntaje del 77%, la población respondió que los diputados y senadores “muy frecuente y frecuentemente” son corruptos. Los policías se ubicaron con un 89% en este indicador, los partidos con un 84.4%; el Ministerio Público obtuvo un 78.4% y los gobiernos estatales 72.2%. Después están los legisladores.

Juan Zepeda, del PRD, indicó que esta percepción debe revertirse, pues es imposible que los mexiquenses continúen teniendo diputados “con privilegios” en detrimento del grueso de la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tus comentarios